¿Por qué es importante aprender las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS) en el actual mercado de trabajo?

Es evidente que existe un actor principal en esta revolución sociolaboral; el uso de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS). 

Las nuevas tecnologías, como Internet, los ordenadores, la robótica o la maquinaria de alta precisión facilitan el trabajo, la comunicación, que la distancia deje de ser un obstáculo y que la información y el conocimiento esté al alcance de todos. 

 

Actualmente, desde los servicios de inserción laboral, nos hemos dado cuenta que existe una gran brecha entre las personas que encuentran empleo en poco tiempo y las personas que no encuentran empleo, y la principal variable explicativa es que las primeras saben utilizar Internet y las segundas no. 

Hoy en día, las personas que no saben usar Internet son considerados los nuevos analfabetos de nuestro tiempo, esto es así, por qué actualmente, casi todas las consultas que necesitamos realizar para cubrir nuestras necesidades se hacen a través de Internet. Antes las personas que no sabían leer ni escribir necesitaban la ayuda de alguien para realizar sus trámites, y hoy pasa lo mismo, alguien que no sabe utilizar internet necesita a otra persona para que le ayude a, por ejemplo, enviar su currículum en formato digital; es un lastre muy pesado que nos puede frenar a la hora de mejorar nuestra situación laboral. Las capacidades de los trabajadores se han visto superadas, hoy, una sola máquina es capaz de realizar el trabajo que antes realizaban 15 personas. Esto significa mayor competitividad de las empresas locales en un mercado global. 
 

En la era de la globalización económica, las empresas se ven obligadas a renovarse continuamente en el uso e implantación de las nuevas tecnologías para seguir siendo competitivas, pero al mismo tiempo, esta implantación tecnológica obliga a la empresa a renovar a sus trabajadores con nuevos conocimientos, necesitan contratar a personas especializadas en  el uso de estas nuevas tecnologías, o bien, prescinde de trabajadores porque ahora puede realizar la misma actividad con menos mano de obra; es un proceso similar al que se vivió en la revolución industrial. 

Las tecnologías, formas de construir el mundo a través de sus convergencias

 

 (Francisco García García, 2006). Las tecnologías, en general y específicamente la televisión, la radio, la prensa y las TIC, encuentran  la forma de unirse, de encontrarse, de poner en relación sus estructuras y funciones y hacerlas compatibles para buscar nuevas soluciones a las nuevas necesidades detectadas por el hombre en su fantástica lucha por alcanzar el futuro, por hacer visible la perfecta e ilimitada esfera de un nuevo día de la creación. Con frecuencia las tecnologías mismas nos ofrecen posibilidades de desarrollo apenas vislumbradas. Y con frecuencia de esta convergencia surge un nuevo instrumento de características propias y específicas que supera la naturaleza de sus partes. por ejemplo la HIPERTELEVISIÓN TELEMÁTICA. La televisión ofrece su capacidad para representar el mundo, dar testimonio del acontecer humano, de simbolizar las representaciones del universo social. La especificidad de Internet consiste no sólo en vehicular una gran cantidad de información, sino sobre todo, en posibilitar la comunicación entre dos o más actores, ya sea asincrónicamente, como los correos electrónicos o los foros, o sincrónicamente y en tiempo real como los chat, la videoconferencia, las comunidades virtuales o el trabajo compartido. Lo que ofrece el satélite a esta sociedad de uniones tecnológicas, es la velocidad de transmisión, su gran cobertura en el espacio y un ancho de banda lo suficientemente grande para que la imagen dinámica audiovisual sea recibida en nuestra pantalla de ordenador.

 

formulario:

https://docs.google.com/a/cun.edu.co/forms/d/1FXmFmDpW8ZmJ5JTbSK4f9dtYN-7_1U047-7jGmRDfKM/viewform?c=0&w=1